domingo, 20 de diciembre de 2009

Entrevista a nuestra primera autora, ENCARNA MAGÍN, de la mano de AUTORAS EN LA SOMBRA

Encarna MagínAutoras en la Sombra.- Querida Encarna, antes de nada nos gustaría darte las gracias por habernos hecho un hueco y contestar a estas preguntas. Además queremos felicitarte por la publicación de tu primera novela, «Suaves pétalos de amor», que nos consta que le tienes un cariño especial. El hecho de conocerte y apreciarte hace que este momento sea todavía más mágico.

Encarna Magín.- Gracias por vuestras felicitaciones y quiero que sepáis, de todo corazón, que el aprecio es mutuo. Conoceros personalmente es verdad que hace que este momento sea mucho más mágico. Mi deseo es compartirlo con vosotras y con todas las foreras de Autoras en la sombra.

A.S.- ¿Qué sentiste cuando supiste que ibas a ser publicada? ¿Habías enviado manuscritos a muchas editoriales o ha sido menos arduo de lo que te imaginabas?

E.M.- Sentí que el corazón me latía a mil por hora. No me lo esperaba a tan corto plazo. Antes de finalizar la novela envié propuestas editoriales con el primer capítulo. Recibí muchas respuestas pidiéndome el manuscrito e incluso la llamada de una editorial, cosa que me animó mucho. Es después cuando me dediqué a enviar el manuscrito a las editoriales. Ha ido todo tan rápido que aún no me lo creo.

A.S.- ¿Cómo descubriste la novela romántica? ¿Qué fue lo que hizo que a la hora de escribir te decidieras por escribir este género y no otro?

E.M.- Yo nunca había leído nada de romántica hasta hace dos años. Entré en una librería y me llamó la atención el libro “El collar endiablado” de Kat Martín por su portada. Me leí la sinopsis y me gustó. A partir de ahí empecé a devorar libros de romántica.

Me decidí a escribir en este género por mis hijas. Ellas tienen la culpa. Veían que leía novelas románticas sin parar y me dijeron que por qué no escribía una. De pequeñas me inventaba cuentos para explicarles, y aunque ya son mayores, aún se acuerdan. Les relataba historias de príncipes y princesas y les encantaban. Esa vocación de explicar historias ya la solía tener con mis hermanos. De lo único que me arrepiento es de no haber empezado mucho antes a escribir, pero como se dice: más vale tarde que nunca.

A.S.- ¿Quiénes son tus autores preferidos y de qué modo te han influido? Si visitásemos tu biblioteca, ¿qué libros encontraríamos? ¿Cuál es el peor libro que has leído? ¿Y el mejor?

E.M.- En romántica Sarah McCarty, Lora Leigh, Linda Howard, Julie Garwood, Elisabeth Elliot, Elisabeth Lowell, Kat Martín.

En no romántica Leonardo Valencia, Manuel de Pedrolo, Merçè Rodoreda, Noah Gordon.
Me han influido todos y de las lecturas de sus libros siempre saco enseñanzas, que me ayudan a avanzar y sobretodo a mejorar. Incluso de los artículos de diarios saco algo positivo para mis futuras novelas.

En mi biblioteca encontrarás de todo desde libros de cocina, manualidades, novelas románticas y no románticas. Aunque los libros de romántica ganan por goleada aplastante.

Todos los libros más o menos me gustan. Siempre me atraen de una manera u otra. Sin embargo, tengo mis preferidos y son muchos. Pero el número uno para mí es “El señor de la guerra” de Elisabeth Elliot.

A.S.- Hablemos de tu faceta como escritora. Publicas con tu verdadero nombre ¿qué te hizo decirte a hacerlo?

E.M.- Envié los manuscritos siempre con mi nombre. Nunca pensé en un seudónimo. Reconozco que Encarna Magín no es un nombre bonito, no tiene gancho, pero es el mío y lo llevo con orgullo. Confieso que si la editorial me hubiera pedido poner un sobrenombre me lo hubiera puesto, de hecho siempre pensé que me lo pedirían. Cual fue mi alegría cuando me dijeron que podía publicar con mi nombre.

A.S.- ¿Te sueles imponer un horario estricto a la hora de escribir? ¿Cómo es un día cotidiano en la vida de Encarna cuando está trabajando en una novela?

E.M.- Sí, me impongo un horario. Me levanto a las seis y media de la mañana. Desayuno y me pongo a escribir hasta las ocho que es cuando tengo que preparar los bocadillos a mis hijos y llevar al menor al instituto. Llego sobre las nueve y vuelvo a mi tarea de escritora hasta las once y media. Luego toca los quehaceres domésticos. Lo típico de cada casa: limpiar, cocinar… En la tarde voy a pasear con mi perrito por los tranquilos bosques que tengo en los alrededores de mi casa. Esa parte del día es muy importante para mí. Repaso mentalmente lo escrito durante la mañana. Me doy cuenta de los errores o en cómo mejorar las escenas y cuando llego a casa las corrijo. Por la noche leo y miro algunas de mis series favoritas como “CSI”, “Mentes criminales”, “Caso abierto”… Llevo este ritmo cada día, a excepción de un día a la semana, que me desplazo a Barcelona para ir a clase en un curso de novela. Siempre hay que intentar mejorar y en este curso he aprendido muchas cosas.

A.S.- ¿Hay algo en particular que te inspire a la hora de escribir?

E.M.- Cualquier cosa me inspira desde sonidos, imágenes, olores e incluso el tacto de los objetos. A veces me encuentro mirando una simple piedra y me brotan ideas sin parar. En el fondo la literatura es eso, un mundo de infinitas sensaciones. Es por eso que me gusta tanto escribir y leer, se me despierta todo el cuerpo.

A.S.- Según tu opinión, ¿qué elementos esenciales debería tener toda historia romántica?

E.M.- Una trama de amor y que esa trama sea la principal. Me he encontrado con muchas novelas catalogadas de románticas y la trama romántica queda en segundo o tercer plano. En mi modesta opinión no sería novela romántica.

A.S.- Hablemos ahora de tu novela, «Suaves pétalos de amor», ¿de dónde y cómo surgió la idea de escribir esta historia y que es lo que el lector va a encontrar en este libro? ¿La definirías como sensual o erótica, o simplemente romántica?

E.M.- Surgió de una fugaz idea que empezó a tomar forma en el taller que cursé en la editorial “La máquina china”. Lo curioso es que empezó siendo una novela de amor entre una mujer de la comunidad Amish y un petrolero de New York. Decidí ambientarla en España una vez la terminé. La reescribí y estoy muy contenta con el resultado.

La novela es romántica erótica. Hay mucho romanticismo, mucho erotismo, celos, vicios, intrigas, delincuentes, malos entendidos, venganzas… un poco de todo.

A.S.- Dentro de la romántica el género sensual o erótico es un tema que suele atraer mucho a los lectores y del cual hay muy pocas novelas escritas, en comparación con otros subgéneros. ¿Por qué decidiste encuadrar «Suaves pétalos de amor» en este género?

E.M.- Fue casi sin querer. En ningún momento se me ocurrió escribir erótica. Me sorprendí escribiendo con facilidad las escenas “hot” y decidí profundizar en ellas, mejorarlas. Un simple beso, una caricia, una mirada, un gesto inocente puede ser de lo más erótico si lo cargas con un vocabulario elegante y sensual. Me encanta cómo queda y ahora disfruto mucho escribiendo este tipo de escenas.

A.S.- ¿Has tenido que documentarte mucho para escribir «Suaves pétalos de amor»? ¿Cómo llevas a cabo esta labor? ¿Cuánto tiempo te lleva escribir un libro como este?

E.M.- Sí, me documenté pero al ambientarla entre los Pirineos y Barcelona me ahorré mucho trabajo. Sólo tuve que ampliar lo que ya sabía o buscar pequeños datos para darle más vida a las descripciones. La información la sacaba del sabelotodo Google y alguna revista con fotos de los lugares. Me sirvió mucho conocer personalmente las zonas por donde se desarrollaba la novela.

He tardado unos ocho meses en escribirla.

A.S.- Sabemos que el proceso creativo es algo verdaderamente mágico y que requiere una enorme dosis de imaginación por parte del autor, pero, además de la imaginación, ¿alguna vez echas mano de experiencias personales a la hora de escribir tus historias o de crear a tus personajes? Y en este libro en concreto, ¿qué hay de imaginación y qué de experiencias vividas?

E.M.- Nunca escribiría sobre mis experiencias. Si me dedico a escribir es por eso, para imaginar. La imaginación no tiene límites y os aseguro que mi imaginación tiende a volar sin parar.

A.S.- Cuando comienzas un libro, ¿tienes clara toda la trama y los personajes desde un principio y te atienes a ello, o en algún momento tus personajes se apoderan de la historia?

E.M.- Yo empiezo estructurando. Estructurar el libro me lleva mucho tiempo, casi más que en escribirlo. Suelo organizar todo paso por paso, personajes, tramas, escenarios, época, marco temporal… Al organizarlo de esta manera veo los puntos débiles, los fallos y cambio lo que haga falta. Cuando empiezo a redactar la novela tengo toda la trama estructurada por escenas, una por una, es mi guía para no perderme. Esa parte es inamovible ya que la he trabajado intensamente. Lo qué sí suelo cambiar son aspectos ínfimos que no altera el resultado final de la escena.

A.S.- ¿Qué características NO pondría nunca Encarna a uno de sus héroes o heroínas?

E.M.- Mis novelas son historias ficticias y es donde yo puedo caracterizar a mis personajes como me guste. Nunca me prohibiría nada.

A.S.- ¿Cómo definirías tu estilo?

E.M.- Muy sensual.

A.S.- Hablemos un poco de los personajes. ¿Quiénes y cómo son los personajes de «Suaves pétalos de amor»?

E.M.- Iván y Lucía son dos personajes totalmente diferentes. Él es un hombre de negocios sin escrúpulos, decidido a salirse con la suya atropellando a quien sea. Ella es una mujer de una comunidad religiosa con unos valores familiares muy arraigados, muy consciente del bien y del mal porque así se lo inculcaron de pequeña. Dos personalidades opuestas, con unos valores indisolubles. Son como el agua y el aceite. A Iván seguro que lo odiareis y lo amareis a la vez… es irresistible, una combinación explosiva. A Lucía la adorareis por su bondad innata, pero capaz de luchar cómo un gato salvaje si se tercia.

A.S.- Como ya hemos comentado anteriormente, esta novela está encuadrada en el género erótico, ¿con que género te desenvuelves de forma más cómoda?

E.M.- Siempre que yo pueda desarrollar mi faceta como escritora en erótica me va bien cualquier género, sea histórico, o contemporáneo, o paranormal…

A.S.- ¿En qué historias estás trabajando actualmente? ¿Puedes darnos un pequeño adelanto?

E.M.- Estoy trabajando en una novela paranormal erótica. Se trata de una saga de demonios. También tengo entre manos una novela no romántica, un proyecto bastante complicado que con el tiempo conseguiré finalizar.

A.S.- ¿Qué consejo les darías a las personas que escriben y quieren ver publicada su obra?

E.M.- Perseverar y perseverar. No rendirse nunca. Ahora las editoriales han empezado a darse cuenta del potencial de las escritoras españolas, y muchas conseguirán su sueño, de eso estoy segura. Pero hay que tener en cuenta un factor muy importante, llegar cuesta mucho pero mantenerse cuesta aún más. Yo soy consciente de que el trabajo difícil empieza a partir de ahora. Tengo que demostrar, cómo autora novel que soy, que si me han publicado es porque lo merezco.

A.S.- ¿Te gustaría decirles algo a los lectores de Autoras en la Sombra?

E.M.- Sólo decirles que espero que disfruten con el libro. Muchas gracias por todas las felicitaciones y apoyos que he recibido en el foro. Para mí es un momento mágico que quiero compartir con todos los lectores. Que sepan que por el foro andaré para lo que quieran preguntar.

Y si me permitís quiero hacer una mención a mi amiga, a una amiga que quiero como a una hermana y que también anda por el foro. Se trata de M.J Estepa. Ella ha sido y será compañera de viaje. Empezamos juntas como escritoras. M.J Estepa me ha animado a seguir siempre hacia adelante. Con ella he reído y llorado en esta maravillosa aventura. “Muchas gracias, tesoro”.

A.S.- De nuevo muchísimas gracias por compartir tu tiempo con nosotros. Te deseamos todo lo mejor en esa nueva faceta como escritora y esperamos que «Suaves pétalos de amor» sea el primero de muchos éxitos literarios.

E.M.- Muchas gracias a vosotras y yo también deseo en el alma que sea la primera de muchas novelas. Me esforzaré para que así sea.

Besos a todos.

5 comentarios:

  1. Estupenda entrevista.
    Te felicito, Encarna.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué entrevista más bonita y completa, un saludo para Encarna!

    ResponderEliminar
  3. Encarna Magín es un nombre original!... Hasta pensaba que era seudónimo...

    ResponderEliminar
  4. Verdad? A mí también me gusta. :)

    ResponderEliminar
  5. Una entrevista fantástica y muy emotiva. Felicidades.


    M.J.ESTEPA

    ResponderEliminar